Hace ya varios años, vino un día a casa nuestra vecina Puri con unos panecillos recién horneados para los niños y nos quedamos prendados de ellos porque estaban buenísimos
Congelan perfectamente y luego solo hace falta tenerlos a temperatura ambiente durante unos minutos antes de comerlos.